Cómo gestionar tu negocio familiar con éxito

Autor: Lic. Jacqueline Estrada Polar

Directora de mundonegocio.pe

 

 

Cuando la idea de un negocio propio cruza nuestras  mentes, la mayoría o gran parte de nosotros busca como socios a los hermanos, primos y tíos, entre otros. Esto es porque depositamos mucha confianza en los lazos familiares.

 

te damos unas recomendaciones para poner un negocio familiar con éxito, sin afectar la convivencia y los intereses de por medio.

 

A TOMAR EN CUENTA

 

1) Lo primero que se debe tomar en cuenta es analizar quiénes de los miembros de la familia pueden encajar dentro de los objetivos de la empresa. Deben compartir la misma pasión por el giro de la empresa.

 

2) Conseguir el financiamiento que tu empresa necesita para poder comprar mercadería o materia prima. Esta se puede obtener de préstamos de parientes, amigos o del ahorro planificado.

 

3) Todos los miembros de la familia deben tener en claro quién da las órdenes. Pero también se requieren de líderes, aquellos que propongan cambios para mejorar la empresa y captar más clientes satisfechos. Hay que determinar la función de cada uno de los miembros de la familia.  Cada integrante tiene una función y los roles no deben confundirse.

 

4) Rodéate de expertos, gente talentosa y creativa que te ayude a alcanzar los objetivos trazados. Evita la gente negativa, consulta a personas exitosas, aquellas que puedan compartir sus conocimientos en el sector de tu negocio.

 

5) Cuidado con entregar puestos estratégicos a alguno de tus familiares solo por el hecho de ser familia. Si vas a cubrir algún puesto clave con algún familiar, pídele que cumpla con los requisitos de evaluación para el puesto, como si fuera un externo.

 

6) Desarrolla una política de ventas, crédito y cobranza consistente con el tamaño de tu negocio y luego haz proyecciones para el crecimiento.

 

7) Elige y prepara muy bien a tu sucesor. Recuerda que será la persona que manejará la empresa y mantendrá unida a la familia. Hazlo con cuidado, tiempo y mucha atención.

 

Deja un comentario