Conoce al joven de 24 años y con una fortuna de 1500 millones de dólares

Se llama Evan Spiegel, solo tiene 24 años y una fortuna estimada en US$ 1,500 millones. Esto le convierte en el multimillonario más joven de todo el mundo. Aquí detalles de su vida, según el portal forbes.com.mx.

 

Evan Spiegel creció en Pacific Palisades, un lujoso lugar de Los Ángeles situado al este de Malibú. Es el mayor de los hijos de dos padres abogados, aunque se divorciaron cuando él estudiaba en secundaria. Cuando cumplió los 16, Spiegel se sacó el carnet de conducir para llevar un increíble Cadillac Escalade.

 

Dos años más tarde, cuando cumplió 18 años, Evan Speigel pidió a sus padres que le comprasen un BMW 550i, valorado 75,000 dólares.

 

Su familia es miembro de una serie de clubes exclusivos como Jonathan Club, en California y La Jolla Beach & Tennis Club. Viajaban a menudo a Europa e incluso iban a esquiar en helicóptero a Canadá. ‘Vivimos en una burbuja’, llegó a asegurar Evan.

 

El joven Evan Spiegel se mudó a Stanford, donde conoció a los futuros cofundadores de Snapchat, Reggie Brown y Bobby Murphy. ‘No éramos guays’, aseguró Murphy a la revista Forbes, ‘así que intentamos hacer cosas que fuesen guays’.

 

Sin embargo, se dice que gracias a la fortuna de su familia pudo desarrollar Snapchat. Mientras que otros chicos de su edad tenían que pedir créditos para formar sus propias empresas, la riqueza familiar de Spiegel le ayudó a crear la empresa, cuya sede estaba localizada en la casa que su padre posee en Toyopa Drive.

 

El joven dejó sus estudios para trabajar de lleno en Snapchat. El equipo desarrolló prácticamente toda la aplicación en 2012 se trasladó sus oficinas a Venice Boardwalk. Eso sí, él vivió en la casa de su padre durante unos cuantos años porque ‘el alquiler era barato’.

 

En noviembre de 2014, Evan Spiegel se compró su propio hogar en Brentwood, por algo más de 3 millones de dólares. Más tarde se compró un Ferrari y le encanta viajar.

 

Evan Spiegel mantuvo una relación sentimental con la cantante Taylor Swift desde diciembre de 2013. Parece que se interesó por comprar su discográfica pero nunca se llegó a un acuerdo.

 

Hace pocos días, la supermodelo australiana Miranda Kerr anunció en su cuenta en Instagram una fotografía del anillo de compromiso que le entregó el empresario fundador de Snapchat.

 

Evan Spiegel y Miranda Kerr se conocieron en una cena organizada por la firma Louis Vuitton en Nueva York en 2014. Ambos acudían en calidad de jóvenes personalidades. Pocos meses después se convirtieron en novios.

 

El joven asegura que le gustaría que Snapchat estuviese más involucrado en el negocio de la música, así que la empresa puede incluso lanzar su propio sello discográfico.

 

¿CÓMO FUNCIONA EL SNAPCHAT?

En su base, Snapchat funciona de forma similar a una app de mensajería instantánea, permitiéndote añadir contactos y enviarles mensajes en forma de fotos o vídeos de forma individual o a grupos. La principal diferencia es que tú seleccionas el tiempo que el receptor podrá ver ese mensaje (de 1 a 10 segundos) antes de que se destruya.

 

Es decir, mandas tu foto, la editas si quieres (puedes añadirle un pequeño texto o dibujar encima) y la mandas a quien quieras especificando el tiempo que podrá acceder a ella. Después al usuario se le notifica que tiene un mensaje y puede verlo presionando sobre el mensaje durante el tiempo especificado por el que lo envió (si deja de presionar, deja de verlo).

De esta forma es más difícil que el usuario capture una imagen o foto del pantallazo en sí.

 

¿PARA QUÉ SE USA?

Snapchat es quizás la app más rápida a la hora de sacar una foto con tu móvil y compartirla, por lo que sus ventajas es que te permite compartir de forma rápida, efímera e imperfecta, ya que al ser temporal no existe esa obsesión por la perfección que sí se da en otras herramientas como Instagram. También las marcas están usando Snapchat con diferentes fines.

 

FRAGMENTOS DE VIDA COTIDIANA

Lo creamos o no, snapchat se utiliza principalmente para retratar aspectos de la vida cotidiana que no son lo suficientemente relevantes para permanecer en la web de forma permanente. Y quizás nosotros tengamos la culpa de ello: “Perdona, ¿me puedes sacar esta foto por 7ª vez? Salgo con el pelo raro.”

 

Nos cargamos con una presión de mostrar una versión perfecta de nosotros mismos en redes sociales y presentar exactamente la imagen que deseamos comunicar, lo que acaba dejando un hueco para comunicar toda esa vida cotidiana que queda vedada en otras redes de carácter más permanente. Recuerdos con fecha de caducidad.

 

FOTOS FEAS

No todo lo que haces a lo largo del día tiene cabida en un museo, todos tenemos derecho a hacer cosas “feas” de vez en cuando. Ese plato de comida que te ha salido especialmente mal, o un boceto terrible que has hecho, un grano que te ha salido… Son cosas que nos dan algo de pudor y que jamás publicaríamos en una red pública y permanente, pero que no nos importa compartir si elegimos con quién y tiene un carácter efímero.

 

SEXTING

No nos engañemos, una app que te promete borrar tus fotos varios segundos después y que solo se comparten con quien tú quieres pide a gritos sacarte fotos en pelotas delante del espejo. No es para lo único que se usa, ni siquiera su uso principal, pero bueno, es lo que más nos llama la atención. Especialmente si sabemos que el núcleo de usuarios de la plataforma tiene entre 13 y 23 años.

 

CHAT

Así es, otra app que tiene chat integrado, por si no bastaba con Facebook Messenger, Telegram, Line y WhatsApp. Poder enviar texto sin coste adicional ha sido la revolución en los últimos años en el mundo de las comunicaciones. Snapchat se une a esta revolución, para que además de enviar imágenes también puedas comunicarte vía chat.

 

Fuente: Forbes Mexico

Deja un comentario