Conoce el superalimento naranja que desplaza a las papas fritas

(Bloomberg) – La que antes fuera una humilde batata está renaciendo como un súper alimento anaranjado y de última moda. Ya pasaron los días cuando sólo una vez al año los estadounidenses encontraban el tubérculo hecho puré y coronado con malvaviscos al lado de un pavo de Acción de Gracias. Hoy, las batatas están en todas partes, como una alternativa más saludable y nutritiva a las papas fritas que acompañan la hamburguesa o como colorida guarnición en restaurantes sofisticados. Tienen más fibra y menos calorías que las papas blancas.

 

Y  la atracción no se ejerce sólo sobre los estadounidenses que están consumiendo más del doble de batatas que en el 2005; la demanda también crece en Europa. En Estados Unidos, el mayor exportador mundial, los agricultores están plantando sus mayores cultivos en cinco décadas después de que sus envíos al extranjero se duplicaron en cinco años y tocaron el nivel más alto de la historia. Los nutricionistas dicen que los consumidores que desean comer menos cereales y alimentos procesados están eligiendo las batatas.

 

“Hemos visto surgir varios vegetales distintos como nuevas superestrellas”, dijo Kristin Kirkpatrick, gerente de servicios de salud y bienestar del Cleveland Clinic Wellness Institute. “Desde una perspectiva dietética, la gente está muy interesada en comer realmente más cerca del campo. Las batatas podrían estar agrupadas con la remolacha y la col rizada y con algunas otras cosas que salen de la tierra y no de una planta industrial donde la gente usa cofia”.

 

Aunque los estadounidenses aún comen muchas más papas blancas –como papas fritas o simplemente cocidas o hechas puré–, la demanda ha disminuido. El consumo llegó a 51,6 kilogramos (113,7 libras) por persona el año pasado, menos que los 56,9 kilogramos (125,4 libras) hace una década, según estimaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). Mientras tanto, las batatas están ganando adeptos y los productores las están comercializando como un alimento básico durante todo el año. En el 2015, los consumidores comieron 3,4 kilogramos (7,5 libras), un repunte frente a los 2 kilogramos (4,5 libras) del 2005, según datos del USDA.

 

Raíz americana

Las batatas, que pertenecen a una familia de plantas distintas a las papas blancas y los camotes, ya estaban consolidadas como una hortaliza de raíz en América Central y Sudamérica en los tiempos en que Cristóbal Colón llegó al continente a fines del siglo XV. Fueron una parte importante de la dieta de los estadounidenses hasta la década de 1930, antes de perder su popularidad en las siguientes seis décadas. Con el repunte de la demanda y la producción actuales, el tubérculo está por todas partes, desde comida para perros hasta en el vodka.

 

“Se han vuelto increíblemente populares” en el DMK Burger Bar en Chicago, donde la batata frita servida con alioli al limón con salsa Tabasco es parte del menú desde la apertura del primer restaurant en el barrio Lakeview en el 2009, dijo David Morton, cofundador de DMK Restaurants, que opera en tres establecimientos de hamburguesas en el área de Chicago y posee locales en Soldier Field. “Tienen seguidores muy, muy leales”.

 

La mayor parte de los cultivos de Estados Unidos se realizan en la región sureste, donde la tierra tradicionalmente se ha utilizado para el tabaco y el algodón. Más de la mitad proviene de Carolina del Norte. La producción nacional total el año pasado repuntó 4,8 por ciento a 14.000 millones de kilogramos (31.000 millones de libras), el mayor registro desde 1946, según datos del USDA.

 

 

Deja un comentario