Conozca la historia de John Schnatter, el creador de Papa John’s

John Schnatter estudiaba en la secundaria y trabajaba en un local de pizzas en Jeffersonville, Indiana, el fundador de Papa John’s, John Schnatter, sintió que a las cadenas nacionales de pizza les faltaba algo: una pizza tradicional, de calidad superior entregada en la puerta del cliente. Su sueño era algún día abrir un restaurante que llenara ese vacío.

En 1983, John se llevó su título en administración de la Ball State University y regresó a Jeffersonville, Indiana. Allí, a los 22 años, tiró abajo un armario de artículos de limpieza que estaba en la taberna de su padre (Mick’s Lounge), compró equipo usado de cocina por un valor de $1600 y comenzó a vender pizzas en el fondo del bar.

Desde el primer día John supo que podía hacer una mejor pizza usando masa fresca e ingredientes de calidad superior y se negó a abandonar ese compromiso con la calidad. Funcionó y a la gente le encantó su pizza. En 1984, John abrió su primer restaurante Papa John’s y se ha ido fortaleciendo desde entonces.

Actualmente, Papa John’s es el reconocido líder en la categoría pizzas y ahora tiene más de 4,200 restaurantes propios o franquicias en 50 estados y 35 países. Casi 30 años más tarde, hay algo que sigue igual, Papa John’s aún cumple con el eslogan de la marca: “Mejores Ingredientes. Mejor Pizza.”

“Hacer una pizza de calidad usando mejores ingredientes ha sido la base de Papa John’s por más de 25 años. Me comprometo a que Papa John’s no se desvíe de la base de calidad y superioridad sobre la cual se construyó la empresa. Siempre nos esforzaremos por ser tu ‘Mejor’ empresa de pizza”.

Historia del Camaro

El sacrificio del fundador tuvo buenos resultados, ya que Papa John’s creció rápidamente hasta contar con aproximadamente 4,200 restaurantes en todo el mundo. Pero siempre se preguntó qué pasó con su preciado Camaro Z28 de 72 que no volvió a ver desde 1984.

Por eso, durante el verano de 2009, John salió a las calles en su réplica del Camaro Z28 de 72, muy similar al que había sacrificado para viajar por todo el país y contar la historia de cómo está viviendo y respirando el sueño americano…y también para encontrar el preciado auto que inició todo. Desde entonces Papa John se reunió con su preciado Camaro, y le entregó al propietario $250,000 para recuperarlo.

Finalmente, los dos amores de John: su Camaro y su compromiso con el eslogan de la marca “Mejores Ingredientes. Mejor Pizza”. volvieron a unirse. “Mi Z28 es un recordatorio real y diario de que cualquier persona puede cumplir con lo que sea con un poco de trabajo duro y sacrificio. Haber recuperado mi Camaro me ayuda a recordar que no hay reemplazo para el trabajo duro, la fe y la insistencia en brindar la mejor pizza y servicio en la industria”.

Fuente: www.papajohnspizza.com

Deja un comentario