Consumo en hogares empezará a recuperarse desde abril

Factores políticos y económicos hicieron que durante el 2017 los hogares peruanos redujeran significativamente sus gastos. De acuerdo al estudio Consumer Insight 2017 de la consultora Kantar Worldpanel (KWP), que se realiza en 3800 hogares, el volumen de las compras de los peruanos se contrajo en 6%, respecto de lo obtenido en el 2016, y el precio o el valor de los productos comprados también retrocedió en 4.1%.

Este descenso se apreció en todos los segmentos socioeconómicos y afectó a todos los productos. Sin embargo, Francisco Luna, country manager de Kantar Worldpanel, sostuvo que el consumo interno despuntará en el 2018, convirtiéndose en el mejor de los últimos cinco años (desde el 2012), apoyado en el crecimiento de los sectores construcción y agropecuario.

“Si se mantiene esta tendencia (en construcción y agropecuario) sería de esperar que hacia el segundo trimestre de este año, o tercer trimestre, veamos una recuperación del consumo”, indicó.

CONSTRUCCIÓN Y MUNDIAL.

En base al último trimestre de 2017, Luna comentó que esperan un crecimiento de 6% a 8% en construcción para el 2018 y que el sector agropecuario se expanda entre 3.7% y 4%. A diferencia de la minería, ambos sectores tienen una correlación directa con el consumo de cerca de 0.7 puntos porcentuales, lo que unido al aumento de la inversión pública harían del 2018 un año “virtuoso”.

“Esperamos que las canastas anden creciendo alrededor de 2.5% en volumen y entre 4.5% y 5% en valor (precios), si se dan estos crecimientos (construcción y agropecuario)”, estimó.

Otro factor que moverá el consumo, especialmente de bebidas, desde el mes de junio será el Mundial de Fútbol Rusia 2018. Luna señaló que en el anterior Mundial, el consumo de esta categoría se elevó en 15% frente a un año normal. “Si comparamos eso con los países que sí fueron al Mundial (clasificaron), estos crecieron alrededor del 30% en su nivel de consumo”, señaló.

VIEJOS HÁBITOS DE VUELTA.

Con esta proyección para el consumo, el especialista consideró que los hábitos de compra del nivel socioeconómico (NSE) C serán asumidos por segmentos A y B, por ejemplo, elevando la frecuencia de compras y buscando productos más utilitarios.

El mayor peso de las compras se mantuvo en las bodegas y mercados (más del 60% de las compras), pero la visita al canal de autoservicio se está elevando (16%). “Es el factor económico (búsqueda de precios), pero también la conveniencia (mayor cercanía al hogar)”, explicó.

Fuente: Correo

Deja un comentario