Créditos vehiculares vuelven a crecer luego de tres años por baja de tasas

Agresivas campañas de concesionarias de autos, a costa de sacrificar márgenes, y guerra de tasas de interés entre las entidades financieras impulsan los créditos vehiculares. Se ofrecen tasas de 0% para incentivar las compras.

 

El financiamiento para la compra de vehículos está dando las primeras señales de recuperación tras más de tres años de continua caída.

 

Así, al cierre de marzo, los créditos vehiculares se expandieron a un ritmo anual de 2.6%, según cifras del Banco Central de Reserva (BCR).

 

No se observaba un crecimiento en este tipo de créditos en 44 meses (desde julio del 2015), cuando aumentaron 0.6%.Incluso, solo en marzo los créditos vehiculares reportaron un ritmo de crecimiento mensual de 4.1%, el mayor desde diciembre del 2012.

 

La venta de autos y, por tanto, el financiamiento de los mismos, fueron severamente golpeados desde mayo del año pasado, cuando empezó a aplicarse el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) para la adquisición de vehículos nuevos, coincidieron en señalar ejecutivos del sistema financiero.

 

En efecto, en el 2018 la venta de vehículos cayó 8%, según la Asociación Automotriz del Perú (AAP). En el mismo periodo, el financiamiento vehicular retrocedió 3.7%.

 

Fuertes campañas

 

Sin embargo, en el primer trimestre del presente año el ritmo de contracción de las ventas se moderó a 1.2%, al tiempo que observó una mayor demanda por financiamiento vehicular, afirmó el gerente de negocios de Acceso Crediticio, Antonio Di Paola.

 

Así, detalló que en el mercado, en los últimos 12 meses, las compras de autos nuevos que se financian mediante créditos vehiculares se elevó de 23% a 30%.

 

Ello se explica por las fuertes campañas de las concesionarias de autos y la agresiva competencia entre las entidades financieras por los clientes cumplidos, “que se traduce en una guerra de tasas de interés entre las entidades financieras más importantes que apuntan a los clientes ya bancarizados”, dijo.

 

En el sistema bancario, la tasa de interés promedio de los créditos vehiculares en moneda nacional baja de 11.02% a 10.92% en lo que va del año.

 

La tendencia descendente es más marcada desde agosto del 2018, cuando la tasa estaba en 11.74%, según datos de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) .

 

Tasa de 0%

 

Incluso, hay ofertas en las que se promocionan créditos vehiculares a tasas de interés de 0%, en las que la concesionaria “subsidia a la entidad financiera, es decir, asume (el pago de) los intereses” para animar a las personas a financiar la compra de autos, detalló Di Paola.

 

Las entidades financieras y las concesionarias están dispuestas a sacrificar rentabilidad para ganar market share y elevar las ventas, agregó Di Paola, de Acceso Crediticio, Edpyme que se cuenta entre los cinco entidades financieras con mayor volumen de créditos vehiculares.

 

El concepto de O% de interés tiene fines de promoción e incentivo de la adquisición de autos entre las personas, aunque al final el costo financiero se carga al precio del vehículo, explicó un especialista en costos.

 

En todo caso, refirió, los precios de los vehículos sí han tenido descuentos a lo largo del año, a costa de sacrificar márgenes para las concesionarias, en su afán de impulsar las ventas.

 

“Hay muchas acciones comerciales con estrategias publicitarias y ofertas con valor agregado en las que están trabajando las marcas (de autos), y que están impulsando al sector”, manifestó Di Paola.

 

Decisiones de compra

 

Otros factores detrás del repunte de los créditos vehiculares son la confianza de las familias, que tiende a mantenerse en terreno positivo, y la mejora del empleo formal privado, que a su vez impulsan las decisiones de compra de bienes de consumo duraderos, como autos, indicaron ejecutivos bancarios.

 

Asimismo, el efecto negativo del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) se estaría disipando y siendo interiorizado por los agentes económicos, añadieron.

 

Fuente: Gestión

Deja un comentario