El gobierno dará créditos a las pymes a través del Banco de la Nación

El ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, afirmó que el gobierno buscará dinamizar a las pymes a través de créditos que serán otorgados por el Banco de la Nación y Agrobanco, con el apalancamiento de la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide).

 

Durante su exposición en el Foro Diálogos para el Desarrollo, organizado por la Confiep y Seminarium, Thorne sostuvo que se potenciará el financiamiento a las pymes a través de las entidades estatales ya señaladas.

 

La propuesta de otorgar créditos a las Pymes a través del Banco de la Nación podría generar cuestionamiento en el sector financiero privado, toda vez que este sector insiste en que la entidad estatal no debe ingresar con créditos al sector privado.

 

“Tenemos dos instrumentos muy importantes, uno es la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide) y el otro el Banco de la Nación (BN), y pretendemos utilizar ambos agentes financieros, junto con MiVivienda y Agrobanco, para llevar crédito a la pequeña y mediana empresa”, afirmó durante su exposición.

 

El ministro explicó que las pymes tienen que enfrentar altas tasas de interés, las más altas del mercado, mientras que las más grandes empresas reciben las tasas más bajas para sus créditos.

 

“Necesitamos apalancar nuestro sistema financiero para darles más acceso al crédito a las pequeñas y medianas empresas, pero con tasas más bajas”, insistió.

 

De otro lado, anunció que habrá un ajuste en el tratamiento tributario del Factoring para que las pymes puedan acceder a tasas de interés más atractivas.

 

El factoring es un mecanismo reformado e impulsado por el gobierno anterior con la finalidad de que las facturas puedan ser usadas como medio de financiación para las empresas.

 

El ministro indicó que deberá ser ajustado en el ámbito tributario para permitir aminorar las tasas de interés de una manera radical a favor de las empresas.

 

De otro lado, Thorne reiteró que en el marco del programa de inversión del Gobierno se empezará con el destrabe, en dos años, de los proyectos “atracados”, y que suman US$ 18.000 millones, además de la transformación de ProInversión en una agencia que se especialice en el cofinanciamiento.

 

Thorne precisó que ProInversión seguirá dependiendo del MEF, pero tendrá los estándares de las entidades que existen en Australia, Nueva Zelanda o Canadá, con niveles de excelencia que permitirán ayudar a las regiones a sacar adelante sus proyectos.

 

Tras destacar la estabilidad macroeconómica del país, consideró necesario mantener la estabilidad fiscal. Del mismo modo insistió en que el Perú requiere de reformas estructurales para elevar la tasa de crecimiento potencial a 5% en el 2017 (actualmente es de 3,5%).

 

Otro anuncio de Thorne es que dentro de las facultades legislativas presentarán una nueva ley de transparencia fiscal para que los ingresos excedentes financien las Asociaciones Público Privadas (APP).

 

En el mismo foro también participó el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, quien manifestó que uno de los objetivos del gobierno es garantizar el acceso a los servicios de agua para los peruanos las 24 horas los siete días, sin que ello implique privatización.

 

Señaló que ello forma parte del primer eje de trabajo del Ejecutivo, que comprende la inversión social para el desarrollo e igualdad de oportunidades. Recordó que el segundo eje es seguridad ciudadana y lucha contra la corrupción; el tercero, acercar el Estado al ciudadano, y el cuarto, empleo, formalización y reactivación de la economía.

 

7,5 millones de trabajadores están en condición de informalidad

La Población Económicamente Activa (PEA) ocupada del país suma unos 10,7 millones de trabajadores, de ellos 7,5 millones son trabajadores informales. A ese segmento busca atender el gobierno, afirmó el ministro Alfredo Thorne. “De los 7,5 millones de trabajadores informales, 5,4 millones laboran en empresas informales y 2,1 millones incluso dentro de empresas formales”, precisó.

 

De otro lado, informó que presentaron un proyecto al Congreso modificando el techo del déficit fiscal para el 2017 a 2,5% con el compromiso de llegar a 1% el 2021.

 

Fuente: La República

Deja un comentario