Marchas golpearon la economía regional según dio a conocer el Fondo Monetario Internacional

En 2019, una manta de inconformismo cubrió a diferentes sociedades en el mundo. Traspasando continentes y fronteras, las protestas sociales movieron los números de la economía, y esto se vio reflejado en las recientes proyecciones económicas que dio a conocer el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la región.

Aunque las movilizaciones se han dado en países como Hong Kong, España y Francia, las protestas sociales en Bolivia, Chile y Colombia tuvieron un coletazo en los pronósticos de crecimiento de América Latina.

 

Para Colombia, el FMI pronosticó un crecimiento de 3,5% en el PIB este año, la cifra representó una disminución de 0,1 puntos respecto al pronóstico entregado en octubre de 2019, en el que ubicaban un crecimiento de 3,6%.

Aunque este crecimiento es similar al proyectado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en la que se puntualizó también en 3,5%, con otras entidades como el Banco Mundial y el Banco de la República, la estimación difiere por unos cuantos puntos porcentuales ya que ubican las proyecciones en 3,6% y 3,3%, respectivamente.

 

Para Alejandro Werner, miembro del FMI y analista económico para la región, estas lecturas para Colombia que proyectan un crecimiento positivo alrededor de 3,5% se debe gracias “al continuo apoyo monetario, la migración proveniente de Venezuela, las remesas, las obras civiles y el aumento de la inversión a raíz de modificaciones recientes de la política tributaria”.

Según el FMI, las tensiones sociales no solo han tenido efecto en esta economía, sino en otras de la región como es el caso de Chile y Bolivia. A pesar de esto, la expectativa de crecimiento en América Latina es que llegue a 1,6% en este año lo que significó un recorte de 0,2 puntos porcentuales respecto a la proyección establecida en 2019, cuando se ubicó en 1,8%.

 

“La incertidumbre acerca de las políticas económicas también ha aumentado en estos países conforme los gobiernos consideran distintas opciones de reformas y políticas económicas para hacer que el crecimiento sea más inclusivo y para atender las demandas sociales” generando así, un efecto sobre las cifras aseguró Werner.

 

Países con efectos negativos

Al analizar el ranking de las proyecciones de los diferentes países de la región, a pesar de una caída en sus números entre 2019 y 2020, Colombia, Perú y Brasil lideran el ranking de las economías con mejor comportamiento con 3,5%, 3,2% y 2,2% respectivamente.

Pero, no todo es positivo en América Latina, Venezuela y Argentina se llevaron números en rojo por la crisis económicas, aunque al país dirigido por Alberto Fernández no se le hizo una proyección porque se espera cuál será la política del nuevo gobierno.

 

Venezuela, por ejemplo, para el FMI seguirá sumida en una “profunda crisis económica y humanitaria” que se viene presentando desde 2013 con una reducción en el PIB real de 65%. Aunque la tendencia a la caída seguirá, la entidad explicó que será a un menor ritmo, aunque “se prevé que para 2020 la migración a los países vecinos rebase las seis millones de personas, es decir, 20% de la población”. Chile fue otras de las economías que se vio fuertemente golpeada por las proyecciones de la entidad al tener una reducción de 2,1 puntos porcentuales y una proyección de crecimiento en el PIB de 0,9%.

Julián Arévalo, decano de economía de la Universidad Externado de Colombia, afirmó que uno de los puntos clave “a final del año pasado y que promete jugar un papel también este año es el de la protesta social y la inestabilidad política”.

 

Pero, ¿cuáles son las posibles soluciones para que estas economía afectadas por las marchas puedan mejorar? Juan Carlos Ocampo, coordinador de economía y negocios internacionales de la Universidad Privada del Norte de Perú, explicó que “los problemas sociales en Chile, Ecuador y Colombia deben ser combatidos con mayor inversión pública y apoyo a las micro y pequeña empresa. En la medida que los problemas sociales se reduzcan, se podrá atraer mayor inversión”.

Analizando el comportamiento de las proyecciones de otros países, México por ejemplo, presentó un decrecimiento de 0,3 puntos respecto a la cifra proyectada en 2019, por lo que para 2020 se espera que cierre con un PIB de 1%.

El FMI actualizó su análisis con respecto al coronavirus y considera que es uno de los riesgos a la baja que se deben tener en cuenta. “Algunos riesgos nuevos han aparecido, incluyendo la potencial propagación global del coronavirus, lo cual podría afectar significativamente la actividad económica mundial, el comercio, y el transporte. Los riesgos nacionales y regionales también se han intensificado”, dijo el analista de la región del Fondo Monetario.

 

Fuente:  La Republica – Colombia

Deja un comentario