desigualdad1

La receta para mitigar la desigualdad en los países de Latinoamérica es la innovación

El año pasado estuvo marcado por el descontento social en la mayoría de los países de la región. Entre las protestas sociales más recordadas estuvieron las que se presentaron en Chile, Colombia y Ecuador. Algunas de estas tuvieron una duración superior a dos meses

La fuerza que tomaron esos acontecimientos se reflejó en la multitud de personas que salieron a marchar a las calles de las principales ciudades de la región, al punto que varios medios y analistas internacionales calificaron la oleda de sucesos como una ‘Primavera Latinoamericana’.

Sobre estos acontecimientos, el profesor de la Universidad de Cambridge, Ha-Joon Chang, dijo en entrevista con BBC Mundo que “la razón detrás de estas revueltas es una sola: la incapacidad de estos países de innovar, de cambiar la estructura de mercado y, con ello, de reducir la desigualdad”.

Según el economista surcoreano, la receta para mitigar la desigualdad que hay en la región es la innovación, ya que la mayoría de países latinoamericanos tienen un nivel en el que ya deberían comenzar a innovar. Esto a diferencia de naciones de África o Asia, donde aún se puede ver una alta tasa de pobreza.

La apuesta por construir una economía más igualitaria e innovadora que plantea Ha-Joon Chang debería ser aplicada en países donde aún hay altas tasas de pobreza como Honduras (53,1%), Guatemala (50,5%), México (43,7%), El Salvador (37,8%) y Bolivia (35,1%), de acuerdo con una publicación de la Cepal (ver gráfico).

Con base en esto, Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para Análisis de Conflictos, (Cerac), explicó que no está de acuerdo con la anterior visión, ya que “el tema de movilidad social no se resuelve con innovación, sino con una mejor educación y con una mejora en la estructura tributaria. La innovación no está necesariamente ligada con mejores ingresos para quienes no los tienen”.

Sin embargo, Juan Carlos Ocampo, coordinador de economía en la Universidad Privada del Norte de Perú aseguró que “la innovación sí es una receta para reducir la desigualdad, siempre y cuando esta se sustente en educación productiva, es decir darle valor agregado a los productos. Con esto la remuneración será mayor”.

La tesis que plantea Ocampo se explica en el ejemplo que entregó el economista surcoreano sobre Chile. Ha-Joon Chang dijo que el salmón ni siquiera existía en Chile. Entonces, si pueden crear algo así ¿por qué no hacen otras cosas?

Fuente: La República, Colombia

Compartir:
915857

Brasil, Chile, Colombia y Perú son las divisas más devaluadas de América Latina

Las monedas que más han perdido frente al dólar en lo corrido de este año son el Lilangeni, el dólar de Namibia y el Loit

Si se hace un balance del primer mes económico en la región y se tiene en cuenta la cotización de sus divisas, el panorama es negativo. Entre las monedas latinoamericanas las que más se han devaluado durante el primer mes de 2019 son el real brasilero con una caída de 5,1% respecto al dólar, el peso chileno con pérdidas de 4,49% y el peso colombiano con una disminución de 3,49%.

Según Juan Carlos Ocampo, coordinador de la carrera de Economía en la Universidad Privada del Norte, una de las principales explicaciones detrás de la devaluación de las monedas de la región es el impacto de “los acuerdos comerciales de Estados Unidos con China, ya que estos fortalecen la economía norteamericana, por lo que el dólar se hace más fuerte”.

 

Ocampo también explicó que sí podría haber un impacto del coronavirus en las divisas regionales. Sin embargo, el brote afecta en primer medida a China y “a los países que exportan a China, en especial a la ciudad de Wuhan. Esta es una zona de gran participación en la fabricación de automóviles”.

Pese a las caídas acumuladas que han registrado las monedas locales en lo corrido del año, Reuters informó que “los mercados de monedas y acciones de América Latina extendían el martes su valorización por segundo día, en medio de un mejor panorama global al ceder la preocupación sobre la propagación del virus chino”. Sin embargo, la divisa colombiana presentó una caída parcial de $33,2 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) al cierre de la jornada del 4 de febrero.

 

Fuente: La Republica, Colombia

Compartir:
JEKM723C6VU56JI37V2ADJ5FHA

Marchas golpearon la economía regional según dio a conocer el Fondo Monetario Internacional

En 2019, una manta de inconformismo cubrió a diferentes sociedades en el mundo. Traspasando continentes y fronteras, las protestas sociales movieron los números de la economía, y esto se vio reflejado en las recientes proyecciones económicas que dio a conocer el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la región.

Aunque las movilizaciones se han dado en países como Hong Kong, España y Francia, las protestas sociales en Bolivia, Chile y Colombia tuvieron un coletazo en los pronósticos de crecimiento de América Latina.

 

Para Colombia, el FMI pronosticó un crecimiento de 3,5% en el PIB este año, la cifra representó una disminución de 0,1 puntos respecto al pronóstico entregado en octubre de 2019, en el que ubicaban un crecimiento de 3,6%.

Aunque este crecimiento es similar al proyectado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en la que se puntualizó también en 3,5%, con otras entidades como el Banco Mundial y el Banco de la República, la estimación difiere por unos cuantos puntos porcentuales ya que ubican las proyecciones en 3,6% y 3,3%, respectivamente.

 

Para Alejandro Werner, miembro del FMI y analista económico para la región, estas lecturas para Colombia que proyectan un crecimiento positivo alrededor de 3,5% se debe gracias “al continuo apoyo monetario, la migración proveniente de Venezuela, las remesas, las obras civiles y el aumento de la inversión a raíz de modificaciones recientes de la política tributaria”.

Según el FMI, las tensiones sociales no solo han tenido efecto en esta economía, sino en otras de la región como es el caso de Chile y Bolivia. A pesar de esto, la expectativa de crecimiento en América Latina es que llegue a 1,6% en este año lo que significó un recorte de 0,2 puntos porcentuales respecto a la proyección establecida en 2019, cuando se ubicó en 1,8%.

 

“La incertidumbre acerca de las políticas económicas también ha aumentado en estos países conforme los gobiernos consideran distintas opciones de reformas y políticas económicas para hacer que el crecimiento sea más inclusivo y para atender las demandas sociales” generando así, un efecto sobre las cifras aseguró Werner.

 

Países con efectos negativos

Al analizar el ranking de las proyecciones de los diferentes países de la región, a pesar de una caída en sus números entre 2019 y 2020, Colombia, Perú y Brasil lideran el ranking de las economías con mejor comportamiento con 3,5%, 3,2% y 2,2% respectivamente.

Pero, no todo es positivo en América Latina, Venezuela y Argentina se llevaron números en rojo por la crisis económicas, aunque al país dirigido por Alberto Fernández no se le hizo una proyección porque se espera cuál será la política del nuevo gobierno.

 

Venezuela, por ejemplo, para el FMI seguirá sumida en una “profunda crisis económica y humanitaria” que se viene presentando desde 2013 con una reducción en el PIB real de 65%. Aunque la tendencia a la caída seguirá, la entidad explicó que será a un menor ritmo, aunque “se prevé que para 2020 la migración a los países vecinos rebase las seis millones de personas, es decir, 20% de la población”. Chile fue otras de las economías que se vio fuertemente golpeada por las proyecciones de la entidad al tener una reducción de 2,1 puntos porcentuales y una proyección de crecimiento en el PIB de 0,9%.

Julián Arévalo, decano de economía de la Universidad Externado de Colombia, afirmó que uno de los puntos clave “a final del año pasado y que promete jugar un papel también este año es el de la protesta social y la inestabilidad política”.

 

Pero, ¿cuáles son las posibles soluciones para que estas economía afectadas por las marchas puedan mejorar? Juan Carlos Ocampo, coordinador de economía y negocios internacionales de la Universidad Privada del Norte de Perú, explicó que “los problemas sociales en Chile, Ecuador y Colombia deben ser combatidos con mayor inversión pública y apoyo a las micro y pequeña empresa. En la medida que los problemas sociales se reduzcan, se podrá atraer mayor inversión”.

Analizando el comportamiento de las proyecciones de otros países, México por ejemplo, presentó un decrecimiento de 0,3 puntos respecto a la cifra proyectada en 2019, por lo que para 2020 se espera que cierre con un PIB de 1%.

El FMI actualizó su análisis con respecto al coronavirus y considera que es uno de los riesgos a la baja que se deben tener en cuenta. “Algunos riesgos nuevos han aparecido, incluyendo la potencial propagación global del coronavirus, lo cual podría afectar significativamente la actividad económica mundial, el comercio, y el transporte. Los riesgos nacionales y regionales también se han intensificado”, dijo el analista de la región del Fondo Monetario.

 

Fuente:  La Republica – Colombia

Compartir:

Perú tiene la inflación más baja en la Alianza del Pacífico al cierre del año pasado

Al evaluar la inflación al cierre del año pasado de los cuatro países que conforman la Alianza del Pacífico, Colombia es la nación en la que más aumentaron los precios de los bienes y servicios en lo corrido de 2019, pues este dato se ubicó en 3,8% y una variación en diciembre de 0,26%, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

 

La cifra que registró el IPC a nivel local, se dio gracias a “la variación anual de las divisiones de alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles, alimentos y bebidas no alcohólicas y transporte. Las mayores variaciones se presentaron en alimentos y bebidas no alcohólicas (5,80%) y educación (5,75%)”, según el boletín de la entidad.

En segundo lugar se encuentra Chile, donde el costo de vida aumentó 3% al final de 2019; le siguió México, con un índice de precios al consumidor acumulado anual de 2,83%, y el que tuvo un menor aumento de la inflación fue Perú, con 1,90%.

 

En el caso de Chile, José Miguel Sánchez, decano de la facultad de Economía de la Universidad Católica de Chile, dijo que “recibieron con mucha tranquilidad el dato porque 3% está en el rango meta del Banco Central. Este dato junto al hecho de que todavía las cifras de desempleo no muestran el efecto de la crisis económica y social que estaba viviendo Chile en este momento, fue una cifra que se tomó con bastante tranquilidad. Este año puede ser más complicado en términos de desempleo y posiblemente la inflación se mantenga como tope de 3%. No creo que vaya a subir más de eso”.

El aumento de 3% en el costo de vida que registró Chile estuvo jalonado por las variaciones que se presentaron en los rubros de bus interurbano, con alza de 16%, mientras que el precio de la gasolina se incrementó 2,2%. Las principales bajas se registraron en los productos alimenticios como tomates con 10,8% y paquetes turísticos con 2,9%, explicó el Diario Financiero.

 

Este comportamiento en este índice en México permite proyectar una inflación de 3,46% para este año, según los resultados de la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado que levanta el Banco de México.

“Dada la estabilidad en precios, el gran reto del nuevo gobierno en materia económica es reactivar el crecimiento. Recordemos que seguramente 2019 cerrará con un crecimiento del PIB igual a cero. El dato anterior, la inminente ratificación del Usmca (T-mec) y el plan de infraestructura anunciado, serán factores que estimularán en parte la confianza al sector privado para invertir”, explicó Ortiz Velásquez.

 

El país que presentó no solo la inflación más baja en la Alianza del Pacífico, sino de la región, fue Perú. Con base en la cifra de 1,90%, se espera que para 2020 este dato “se mantenga alrededor del centro del rango meta, en un contexto de expectativas de inflación cercanas a 2%, una inflación importada moderada, ausencia de choques de oferta significativos y una brecha del producto negativa que se va cerrando de manera gradual”, explicó el Banco Central de Reserva de Perú en un informe.

 

Sobre el comportamiento del IPC durante este año, Juan Carlos Ocampo, coordinador de la carrera de Economía en Universidad Privada del Norte de Perú explicó que será clave la tensión entre Irán y Estados Unidos, ya que “de tener más tiempo la crisis entre ambas naciones, el precio del petróleo podría subir en forma sostenida y en ese caso se tendría un efecto sobre el precio de la gasolina y los combustibles. Esto impactaría, por ejemplo, el costo de transporte de los alimentos”, añadió.

Pese a ese panorama, Ocampo no cree que con dicha tensión de Medio Oriente Perú pase a una inflación por encima de 3%, debido a que “las inflaciones más altas se basan en alta emisión monetaria para reducir el alto déficit fiscal. Esto caracteriza países que están en el último puesto que presentaron las inflaciones más altas de la región”, explicó el analista.

Algunos de los países que presentan esta situación al sur del continente son Argentina (54,1%) y Venezuela (34.876%), donde “se tiene que emitir más dinero con limitadas reservas internacionales. Esta situación lleva a una alta inflación, lo cual ubica el dato de ambas naciones como los más altos en zona al cierre del año anterior”, dijo Ocampo.

 

Proyección de inflación para el cierre de este año, según el FMI
De acuerdo con el informe de proyecciones del FMI para este año, la inflación de Colombia se ubicará en 3,1%, la de México en 3%, Chile en 2,9% y Perú en 2%. Con base en estos datos se concluye que Perú será de nuevo la nación con el IPC más bajo de la Alianza del Pacífico, mientras que Colombia continuará ocupando el primer lugar. Pese a esto, los analistas aseguran que se debe esperar a lo que suceda a nivel internacional, ya que, por ejemplo, se prevé que los precios del petróleo sigan inestables este año.

Fuente: Diario La República ( COLOMBIA )

Compartir: