desigualdad1

La receta para mitigar la desigualdad en los países de Latinoamérica es la innovación

El año pasado estuvo marcado por el descontento social en la mayoría de los países de la región. Entre las protestas sociales más recordadas estuvieron las que se presentaron en Chile, Colombia y Ecuador. Algunas de estas tuvieron una duración superior a dos meses

La fuerza que tomaron esos acontecimientos se reflejó en la multitud de personas que salieron a marchar a las calles de las principales ciudades de la región, al punto que varios medios y analistas internacionales calificaron la oleda de sucesos como una ‘Primavera Latinoamericana’.

Sobre estos acontecimientos, el profesor de la Universidad de Cambridge, Ha-Joon Chang, dijo en entrevista con BBC Mundo que “la razón detrás de estas revueltas es una sola: la incapacidad de estos países de innovar, de cambiar la estructura de mercado y, con ello, de reducir la desigualdad”.

Según el economista surcoreano, la receta para mitigar la desigualdad que hay en la región es la innovación, ya que la mayoría de países latinoamericanos tienen un nivel en el que ya deberían comenzar a innovar. Esto a diferencia de naciones de África o Asia, donde aún se puede ver una alta tasa de pobreza.

La apuesta por construir una economía más igualitaria e innovadora que plantea Ha-Joon Chang debería ser aplicada en países donde aún hay altas tasas de pobreza como Honduras (53,1%), Guatemala (50,5%), México (43,7%), El Salvador (37,8%) y Bolivia (35,1%), de acuerdo con una publicación de la Cepal (ver gráfico).

Con base en esto, Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para Análisis de Conflictos, (Cerac), explicó que no está de acuerdo con la anterior visión, ya que “el tema de movilidad social no se resuelve con innovación, sino con una mejor educación y con una mejora en la estructura tributaria. La innovación no está necesariamente ligada con mejores ingresos para quienes no los tienen”.

Sin embargo, Juan Carlos Ocampo, coordinador de economía en la Universidad Privada del Norte de Perú aseguró que “la innovación sí es una receta para reducir la desigualdad, siempre y cuando esta se sustente en educación productiva, es decir darle valor agregado a los productos. Con esto la remuneración será mayor”.

La tesis que plantea Ocampo se explica en el ejemplo que entregó el economista surcoreano sobre Chile. Ha-Joon Chang dijo que el salmón ni siquiera existía en Chile. Entonces, si pueden crear algo así ¿por qué no hacen otras cosas?

Fuente: La República, Colombia

Compartir:
JEKM723C6VU56JI37V2ADJ5FHA

Marchas golpearon la economía regional según dio a conocer el Fondo Monetario Internacional

En 2019, una manta de inconformismo cubrió a diferentes sociedades en el mundo. Traspasando continentes y fronteras, las protestas sociales movieron los números de la economía, y esto se vio reflejado en las recientes proyecciones económicas que dio a conocer el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la región.

Aunque las movilizaciones se han dado en países como Hong Kong, España y Francia, las protestas sociales en Bolivia, Chile y Colombia tuvieron un coletazo en los pronósticos de crecimiento de América Latina.

 

Para Colombia, el FMI pronosticó un crecimiento de 3,5% en el PIB este año, la cifra representó una disminución de 0,1 puntos respecto al pronóstico entregado en octubre de 2019, en el que ubicaban un crecimiento de 3,6%.

Aunque este crecimiento es similar al proyectado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en la que se puntualizó también en 3,5%, con otras entidades como el Banco Mundial y el Banco de la República, la estimación difiere por unos cuantos puntos porcentuales ya que ubican las proyecciones en 3,6% y 3,3%, respectivamente.

 

Para Alejandro Werner, miembro del FMI y analista económico para la región, estas lecturas para Colombia que proyectan un crecimiento positivo alrededor de 3,5% se debe gracias “al continuo apoyo monetario, la migración proveniente de Venezuela, las remesas, las obras civiles y el aumento de la inversión a raíz de modificaciones recientes de la política tributaria”.

Según el FMI, las tensiones sociales no solo han tenido efecto en esta economía, sino en otras de la región como es el caso de Chile y Bolivia. A pesar de esto, la expectativa de crecimiento en América Latina es que llegue a 1,6% en este año lo que significó un recorte de 0,2 puntos porcentuales respecto a la proyección establecida en 2019, cuando se ubicó en 1,8%.

 

“La incertidumbre acerca de las políticas económicas también ha aumentado en estos países conforme los gobiernos consideran distintas opciones de reformas y políticas económicas para hacer que el crecimiento sea más inclusivo y para atender las demandas sociales” generando así, un efecto sobre las cifras aseguró Werner.

 

Países con efectos negativos

Al analizar el ranking de las proyecciones de los diferentes países de la región, a pesar de una caída en sus números entre 2019 y 2020, Colombia, Perú y Brasil lideran el ranking de las economías con mejor comportamiento con 3,5%, 3,2% y 2,2% respectivamente.

Pero, no todo es positivo en América Latina, Venezuela y Argentina se llevaron números en rojo por la crisis económicas, aunque al país dirigido por Alberto Fernández no se le hizo una proyección porque se espera cuál será la política del nuevo gobierno.

 

Venezuela, por ejemplo, para el FMI seguirá sumida en una “profunda crisis económica y humanitaria” que se viene presentando desde 2013 con una reducción en el PIB real de 65%. Aunque la tendencia a la caída seguirá, la entidad explicó que será a un menor ritmo, aunque “se prevé que para 2020 la migración a los países vecinos rebase las seis millones de personas, es decir, 20% de la población”. Chile fue otras de las economías que se vio fuertemente golpeada por las proyecciones de la entidad al tener una reducción de 2,1 puntos porcentuales y una proyección de crecimiento en el PIB de 0,9%.

Julián Arévalo, decano de economía de la Universidad Externado de Colombia, afirmó que uno de los puntos clave “a final del año pasado y que promete jugar un papel también este año es el de la protesta social y la inestabilidad política”.

 

Pero, ¿cuáles son las posibles soluciones para que estas economía afectadas por las marchas puedan mejorar? Juan Carlos Ocampo, coordinador de economía y negocios internacionales de la Universidad Privada del Norte de Perú, explicó que “los problemas sociales en Chile, Ecuador y Colombia deben ser combatidos con mayor inversión pública y apoyo a las micro y pequeña empresa. En la medida que los problemas sociales se reduzcan, se podrá atraer mayor inversión”.

Analizando el comportamiento de las proyecciones de otros países, México por ejemplo, presentó un decrecimiento de 0,3 puntos respecto a la cifra proyectada en 2019, por lo que para 2020 se espera que cierre con un PIB de 1%.

El FMI actualizó su análisis con respecto al coronavirus y considera que es uno de los riesgos a la baja que se deben tener en cuenta. “Algunos riesgos nuevos han aparecido, incluyendo la potencial propagación global del coronavirus, lo cual podría afectar significativamente la actividad económica mundial, el comercio, y el transporte. Los riesgos nacionales y regionales también se han intensificado”, dijo el analista de la región del Fondo Monetario.

 

Fuente:  La Republica – Colombia

Compartir:

Fondo Monetario Internacional proyecta que la economía de la región crecerá 1,6%

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó sus proyecciones de crecimiento económico para este año en las que resaltó que el PIB mundial pasará de 2,9% en 2019 a 3,3% este año y llegaría a 3,4% en 2021. Pese a que estas estimaciones se esperaba aumentaran, son una revisión a la baja de 0,1 puntos porcentuales frente a lo que se proyectó en octubre.

Hay que resaltar que el crecimiento que tendrá la economía mundial este año, está jalonado por la expansión de las economías emergentes y en desarrollo de Asia que según el FMI crecerán 5,8%. Esto se debe a que “existen muchos acuerdos comerciales entre países de dicho continente y cada vez manufacturan más productos y diversifican sus mercados con la inversión en tecnología”, explicó Juan Carlos Ocampo, coordinador de la carrera de Economía en Universidad Privada del Norte.

Al analizar el comportamiento de América Latina, el FMI proyecta que para 2020 la economía de los países pertenecientes a esta parte del mundo se expandirá 1,6%, mientras que en 2021 crecerá 2,3%. Esto deja ver que, al igual que con el promedio mundial, las proyecciones para los países de la región presentaron una disminución. Esto se debió “a un recorte de las perspectivas de crecimiento de México en 2020-21, entre otras razones por la continua debilidad de la inversión, y a una importante revisión a la baja del pronóstico de crecimiento para Chile que se vio afectado por la tensión social”, según el informe.

De acuerdo con la publicación, México crecerá 1% en 2020 y 1,6% en 2021.

Sobre el futuro de los países de Latinoamérica, Samuel Ortiz Velásquez, profesor de economía en la Universidad Nacional Autónoma de México, recordó que “el coeficiente de inversión en México ha sido bajo desde la década de los ochenta enmarcada en la era neoliberal (entre 1982 y 2018 el coeficiente de inversión promedio fue de 19,9%) y ello ha impactado en una tasa de crecimiento promedio anual del PIB de 2,1%”.

Además, aseguró que para efectos comparativos se debe recordar que en el periodo previo 1970-1981 el coeficiente de inversión pasó de 21,20% a 26,92% y la economía se expandió a 6,9%. “Por lo que, si México aspira a crecer por lo menos a 4%, el coeficiente de inversión debe elevarse mínimo cinco puntos del PIB, y con un fuerte componente de inversión pública que estimule al sector público a invertir”.

Teniendo en cuenta el desafío que tiene la economía mexicana y la promesa de López Obrador de lograr una expansión de 4%, Ortiz Velásquez explicó que “más allá de las proyecciones del FMI se puede decir que los ambiciosos proyectos de infraestructura y la inminente puesta en marcha del T-MEC pueden ser factores que estimulen la inversión y con ello inicie la reactivación”.

Otro de los países que llevaron a bajar el pronóstico para el conjunto de naciones latinoamericanas fue Chile. De acuerdo con José Miguel Sánchez, decano de la facultad de Economía de la Universidad Católica de Chile, al cierre del año pasado, datos como el de inflación o desempleo no reflejaron la situación por la que pasó Chile, sin embargo, este año puede ser más complicado”.

En el informe también se resaltó que no todas las proyecciones de los países de América Latina presentaron recortes. El crecimiento de la región estará jalonado por Brasil. Los pronósticos “están en parte compensadas por una revisión al alza del pronóstico de 2020 para ese país, gracias a una mejora de la actitud tras la aprobación de la reforma de las pensiones y la disipación de las perturbaciones de la oferta en el sector minero”, concluyó el documento.

Por ahora, las proyecciones de otras bancas internacionales ponen a la región en un panorama no tan negativo por lo que otros países podrían dar la sorpresa.

 

Fuente: Diario La Republica, Colombia

 

Compartir:

La primera fase del acuerdo entre Estados Unidos y China trae menos aranceles

Miles de bienes gravados de origen chino y estadounidenses, el veto a Huawei y el nerviosismo de los inversionistas internacionales fueron algunos de los resultados que dejó la guerra comercial entre China y Estados Unidos, la cual duró 18 meses y se espera que llegue a su fin con la firma de un acuerdo comercial entre ambas naciones en Washington hoy.

 

El punto que más han rescatado los expertos en materia internacional es el de la baja en los aranceles, ya que “el gigante asiático no tendrá retrocesos en su crecimiento económico y también beneficia a Estados Unidos porque China había respondido con aranceles y evitaría la venta de insumos para la agricultura estadounidense”, recordó Juan Carlos Ocampo, coordinador de Economía en Universidad Privada del Norte.

 

Los puntos que hasta ahora se conocen no solo se centran en materia arancelaria y monetaria, sino que también “incluyen el compromiso de China de comprar productos agrícolas estadounidenses por US$40.000 millones y US$50.000 millones. “Con ello, considerando que las exportaciones americanas a China totalizaron US$153.576 millones en 2018, el compromiso significaría aumentar a US$200.000 millones las compras de productos americanos durante los próximos dos años”, dijo Samuel Ortiz Velásquez, profesor en la facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Otros de los compromisos es que China comprará casi US$80.000 millones adicionales de productos manufacturados de Estados Unidos y más de US$50.000 millones adicionales en suministros de energía.

 

Con base en esto, Ortiz Velásquez aseguró que “la firma de la primera fase del acuerdo es muy significativa para Estados Unidos, en su tarea de reducir el déficit comercial, así mismo contribuirá a dar certidumbre a las inversiones bilaterales y a los actores (países y empresas) que se articulan en cadenas globales de valor con ambos países. Pues recordemos que, entre otras cosas, los aranceles bilaterales han impactado no solo a los países involucrados, sino que generan efectos indirectos en terceros países que participan de la producción global”.

La baja en la tensión podría favorecer a las economías emergentes. De acuerdo con, Julio César Botero, investigador en negocios internacionales en Lincoln University de New Zealand, “el hecho de que estas dos economías se estabilicen es positivo y favorable porque ambas naciones necesitan de proveedores”.

 

En este momento, países emergentes como Colombia “tienen que estar muy atentos ya que ambas naciones van a empezar a jalonar la economía mundial y seguramente van a necesitar firmas proveedoras de servicios, materias primas, de bienes no terminados y de mano de obra”, dijo.

Con estos beneficios en mente, Ocampo concluyó que “el destrabe comercial permite venderle más a estos países”.

 

Cuál es el impacto que tiene este acuerdo en la economía mundial
“EE.UU. estima en US$37.300 millones los costos arancelarios para las empresas americanas provenientes de los gravámenes a las importaciones chinas. Estimaciones propias dan cuenta de una caída de 1,2% en 2019 en el comercio de EE.UU. y la peor caída en el comercio con China en lo que va del siglo XXI con retroceso de 14,4%. En el contexto de esa caída en 2019, México y Canadá se beneficiaron y por vez primera México se convirtió en el principal socio comercial para EE.UU.”, dijo Ortiz Velásquez.

Fuente: La República – COLOMBIA

Compartir:

Los cuatro conflictos geopolíticos del golfo que han modificado el precio del petróleo desde 1988

Luego de que el Pentágono confirmara la ejecución del general iraní Qasem Soleimani, líder de la fuerza élite Quds de la Guardia Revolucionaria, el pasado 3 de enero de 2020, el petróleo registró un aumento en su precio. En el caso del Brent, este escaló más de 4%, se ubicó en US$69,50 por barril (valor más alto desde septiembre), mientras que el WTI alcanzó US$64,09 por barril (precio más alto desde abril).

Sobre el comportamiento actual y el futuro de la cotización del crudo, Juan Carlos Ocampo, coordinador de la carrera de Economía en la Universidad Privada del Norte (Perú), explicó que “la amenaza del bombardeo de Irak sobre Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo, haría que el precio suba un poco más”.

Dicho aumento en los precios del petróleo trae consigo varias consecuencias según los analistas. Por ejemplo, “afecta los costos de energía de países de América Latina, ya que el mundo requiere 35% del petróleo. Además, incrementa el costo operativo del transporte de alimentos”, dijo Ocampo, quien también señaló que no todas las consecuencias son negativas, ya que este comportamiento genera que el precio del oro suba, debido a que es un activo de refugio. “Con esto se benefician los países exportadores de elemento y los proyectos de inversiones de este rubro”, añadió.

Otra de los efectos positivos que trae consigo esta alza de los precios del Brent y del WTI se evidencia en “las finanzas pública, dado que por cada barril de petróleo se obtendrá más dinero. Eso quiere decir que a corto plazo se tendrá un efecto positivo. Sin embargo, a mayor precio del petróleo también se encarecerán ciertos productos. Esto dependerá de qué tan profunda continúe la tensión”, aseguró Carlos Sepúlveda, decano de Economía de la Universidad Rosario.

El vaivén de los precios continuó y si bien se había tenía una tendencia al alza, ayer, luego de las declaraciones de Donald Trump tras el ataque a la base aérea de EE.UU. en Irak, los precios bajaron de forma rápida. El barril de referencia WTI bajó en solo una jornada 4,56% hasta US$59,84 y el Brent disminuyó 4% hasta US$65,57 el barril para el medio día.

Para Juan Carlos Ocampo, coordinador de la carrera de Economia de la Universidad Privada del Norte “La amenaza del bombardeo de Irak sobre Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo, haría que el precio suba un poco mas”

Pero esta no ha sido la única vez en la que el petróleo reacciona a conflictos geopolíticos entre oriente y occidente, a continuación los efectos de las últimas tres guerras del golfo.

 

Guerra entre Irán e Irak

La baja de Soleimani no ha sido el único suceso, de las confrontaciones que se han presentado en Medio Oriente, que ha generado variación en el precio del petróleo. La historia del impacto que han tenido estas tensiones en el valor del barril del petróleo se remonta a cuatro décadas atrás, cuando se presentó el conflicto bélico entre Irán e Irak. Esta guerra que inició en septiembre de 1980 y terminó en agosto de 1988 generó una baja sustancial en los precios del barril del petróleo, ya que paso de cotizarse a US$35,52 en 1980, en promedio, a US$14,24 en 1988.

Según la historia, durante los ocho años que duró la guerra entre Irán e Irak, el precio del petróleo no siempre presentó una tendencia a la baja. Al principio de la confrontación (1980 – 1981), se perdieron 4,1 millones de barriles al día de la producción mundial de crudo, según datos de la Agencia Nacional de Energía. Durante el enfrentamiento se hirió la producción petrolera de ambos países. Esto generó escasez.

El incremento que presentó el precio del petroleo fue uno de los más altos desde 1973, cuando oscilaba a un precio por barril de US$2,7. Ese buen momento de alza en la cotización terminó en 1985, año en el que se llevaron a cabo varios descubrimiento y explotaciones de nuevos yacimientos de crudo. A lo que se le sumó un exceso de suministro por parte de la Opep. Esto concluyó en la caída en la cotización del commodity casi al final de esa década.

 

Invasión a Kuwait

Otro de los momentos clave para entender el impacto que tiene lo que pasa en esta parte del mundo en el precio del petróleo es la Invasión a Kuwait. Esta duró pocos días ( 2 y 4 de agosto de 1990). Pese a su corta duración, se estableció una pérdida de 4,1 millones de barriles de petroleo al día, según cifras registradas por la Agencia Nacional de Energía durante el periodo de 1990 y 1991.

Esta invasión que fue emprendida por Irak también impactó el precio del petróleo. De acuerdo a un promedio elaborado por la Opep, el valor del barril de este commodity alcanzó los US$17,31 en 1989, pasó a US$22,26 en 1990 y cayó a US$18,62 en 1991. Este variación ha llevado a los expertos a concluir que la historia de la cotización del crudo presentó el mismo comportamiento que en el suceso relatado anteriormente.

Para esa época, el diario El País informó que “los precios del petróleo se dispararon en los mercados internacionales tras la noticia de la invasión de Irak a su vecino Kuwait. Ambos Estados son miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), que abastece más de dos tercios de la demanda mundial de crudo. El precio del barril de petróleo del mar del Norte (North sea brent blend) subió casi US$4, hasta rozar los US$24 en el mercado de Londres, una cotización olvidada desde enero de 1986. Con la subida de ayer se supera el precio de referencia de US$21, acordado en Ginebra por el cartel petrolero la semana pasada”.

 

La derrota de Sadam Husein

Al principio de este siglo, en 2003, también se presentó otro suceso que marcó la tensión que se vive en Medio Oriente. Esta vez, el protagonista fue Estados Unidos que derrocó al político iraquí Sadam Husein, quien fue presidente de Irán entre 1979 y 2003. De acuerdo la Agencia Nacional de Energía, ese año se perdieron 2,3 millones de barriles de crudo al día.

Pese a que se registraron pérdidas en la producción de petróleo a nivel mundial, el precio de este presentó una tendencia al alza producto de la caída del régimen de Husein. Esto se evidencia en que un año antes de su derrocamiento, 2002, el precio del barril de petróleo se ubicó en US$24,36 por barril, mientras que en 2003, alcanzó los US$28,1 y en 2004 llegó a US$36,05.

 

El conflicto geopolítico con Estados Unidos

A los anteriores sucesos se le suman los enfrentamientos que se han dado entre Estados Unidos e Irán desde el pasado 31 de diciembre de 2019 hasta hoy. El acontecimiento más reciente fue el ataque a una base aérea norteamericana en Irak por parte de Irán.

Esto llevó a que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara el miércoles que pondrá nuevas sanciones económicas a Irán tras ataque a base militar. Además, el mandatario dijo que “EE.UU. está dispuesto a buscar la paz con cualquier país que quiera lograrla”. Las frases destacadas por Trump llevó a los analistas a concluir que la posición del líder de Estados Unidos es más pacífica.

Dicho mensaje fue bien recibido por el mercado. Según Reuters, “los precios del oro y el petróleo moderaban su alza el miércoles tras el avance del inicio de la rueda, mientras que Wall Street subía, en medio del optimismo de los inversores de que el ataque de Irán contra las fuerzas estadounidenses en Irak probablemente no intensifique un conflicto en toda la región”.

Pese a esta baja en la tensión por parte de ambas naciones, es importante rescatar que Estados Unidos continuará atento a la situación. “El efecto de las tensiones entre Estados Unidos e Irán se ve reflejado principalmente en el precio del petróleo. Adicional al incremento que hemos venido observando desde hace un par de meses atrás, seguramente el la cotización de este tendrá un impacto positivo en la medida que se vaya escalando la situación”, concluyó Sepúlveda.

Ocampo, luego de conocer las declaraciones de Trump, destacó que el mensaje más visible fue el del bloqueo a Irán por parte de Estados Unidos, lo cual lleva a pronosticar que el precio del petróleo será inestable en los próximos días. Este dependerá de lo que suceda nuevamente en con este conflicto geopolítico del golfo.

 

Fuente: Diario La Republica de COLOMBIA

Compartir:

Vishing, ¿Cómo evitar que te roben por teléfono?

El vishing, la modalidad de robo de claves de las cuentas de crédito o débito, es la forma de fraude cibernético más común que se ha registrado en los últimos años en el mundo.

“Sobre todo en épocas de fin de año”, indicó el coordinador de la Carrera de Economía y Negocios internacionales de la Universidad Privada del Norte (UPN), Juan Carlos Ocampo.

Recomendó a las personas que “nunca compartan claves por teléfono” porque los bancos no se lo pedirán.

Además, indicó que, si se realizarán compras por internet, es recomendable establecer un límite y crédito y, cada vez que se adquiera un producto en esta modalidad, emitir la facturación de inmediato, de esta forma podrán detectar a tiempo irregularidades en sus cuentas.

También lea: Bancos tendrían programa de ciberseguridad con actualización normativa

El robo cibernético mueve más de 450,000 millones de dólares en el mundo y en el Perú, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), esta modalidad de estafa representa el 5% de delincuencia y la mayoría de casos no son denunciados.

“Generalmente, los estafadores envían un correo con un link y después llaman para reportar problemas en la cuenta bancaria del usuario. La persona entra al enlace, colocan sus accesos y su usuario, efectuándose el robo de las tarjetas. Esto recién es percatado después, gracias a los recibos de facturación que llegan al domicilio del ciudadano”, explicó Ocampo.

Agregó que, si lo llaman para información personal y ofrecerle un premio o crédito, deberían colgar el teléfono.

“Si tiene dudas, llame al número de la empresa que aparece en la página web oficial, cerciórese que sea el mismo. Lo más importante es tomarse el tiempo para evitar ser estafado”, puntualizó.

Fuente: Andina

Compartir:

Conoce las regiones que aumentaron sus exportaciones el 2019

Mg. Juan Carlos Ocampo    jocampo@pymelocalpruebas.000webhostapp.com

 

De acuerdo a estadísticas de Mincetur, en el periodo de enero a setiembre del presente año, ocho regiones del interior del Perú han mostrado un importante crecimiento de sus envíos al exterior.

Estas regiones son San Martín, Lambayeque, Moquegua, Ayacucho, Ica, Cajamarca, Piura y Ucayali, hacia donde podría enfocarse la descentralización y desarrollar proyectos de exportación con valor agregado

¿Crecimiento exportador en las regiones?
San Martín es la región que ha liderado el crecimiento de envíos con 23% en los primeros nueve meses del año. Este resultado se debe a la mayor venta de café a Alemania y Estados Unidos pese al menor precio internacional del café; tambien ocurre lo mismo con el arroz y aceite de palma y derivados a Colombia.

Otra región en crecimiento exportador es Lambayeque, cuyo crecimiento de envíos fue de 22% se debe a las mayores ventas de arándanos y palta al exterior; y al sur, Moquegua 19% con mayores envíos de cobre, ácido sulfúrico y molibdeno.

Tambien destacan Ayacucho e Ica, en el centro y sur del país, respectivamente; ambas alcanzaron similar incremento de 12 % de sus exportaciones a setiembre del 2019. En el caso de Ayacucho, fue gracias a los envíos de cobre, quinua y oro; y respecto la región iqueña, por las mayores ventas de hierro, oro, harina de pescado, palta y uva.

En el norte destaca Cajamarca, cuyo crecimiento de envíos fue de 9% con sus principales motores al cobre y oro. Después la región norteña de Piura aumento en 8% que destacó por sus altas ventas de pota; y la región amazónica de Ucayali con 6% que elevó sus exportaciones de cacao en grano y madera moldurada.

Nuevos récords a la vista
Con los resultados de Ayacucho y Lambayeque, que han logrado exportar de enero a setiembre de este año US$ 269 millones y US$ 417 millones, respectivamente; ambas regiones estarían mostrando buenas expectativas para superar el récord alcanzado en el 2018 (US$ 346 millones y US$ 525 millones, respectivamente).

Se espera un mayor nivel de exportaciones para el 2020 basado en:

a. Inversiones en certificados de calidad

b.Promoción de exportaciones en mercados internacionales

c. Capacitaciones a consorcios de productores para exportar

d. Mejorar el acceso al financiamiento en un contexto de reducción de tasas de interés

Compartir:

Multimillonarios que levantaron su imperio desde casa

Una afición que se practica en el tiempo libre o una idea que surge en plena búsqueda de empleo o a causa de una necesidad acuciante: veces no hace falta más para pasar a engrosar las listas de los más ricos y crear empresas que, literalmente, cambian el mundo.

 

  1. Markus “Notch” Persson – Minecraft. Markus trabajaba en una empresa de álbumes de fotos, pero en sus horas libres se dedicaba a su verdadera pasión: el desarrollo de videojuegos. Así creó Micrecraft, que vendió a Microsoft en 2014 por 2.500 millones de dólares.

 

  1. Nick Woodman – GoPro. Mientras surfeaba olas en Australia e Indonesia, Nick Woodman soñaba con una cámara pequeña pero de gran definición fijada a su tabla. Comenzó a desarrollar los primeros prototipos de GoPro en una casa compartida en su California natal, construidos a mano con un taladro y la máquina de coser de su madre a partir de una cámara comprada a un fabricante chino.

 

  1. Sara Blakely – Spanx. Antes de lanzar su línea de lencería femenina, Sara Blakely era una exitosa vendedora puerta a puerta de útiles de oficina. Su propio deseo de tener ropa más cómoda la llevó a diseñar y patentar unos pantys hasta el tobillo en sus horas libres. En 2000 lanzó sus productos al mercado y desde entonces Spanx no ha dejado de crecer, al igual que su fortuna personal, que se eleva a 1.190 millones de dólares.

 

  1. Frank Wang – DJI Technologies. Frank Wang es un inventor procedente de Hong Kong que lanzó sus primeros drones a partir de prototipos construidos en su habitación de la universidad y más tarde en su piso de estudiantes. Hoy DJI Technologies es una de las compañías mejor posicionadas de la industria.

 

  1. Brian Acton y Jan Koum – WhatsApp. Ambos eran dos ex empleados de Yahoo! en paro cuando se les ocurrió la idea que cambiaría el mundo. Habían intentado sin éxito de trabajar en Facebook, y cuando fueron rechazados no podían imaginar que unos años después esa misma compañía compraría la suya por 19.000 millones de dólares. El trabajo preliminar para la creación de WhatsApp se desarrolló desde la cocina de Acton y en cibercafés.

 

  1. Mark Zuckerberg, Eduardo Saverin y Duston Moskovitz – Facebook. Mucho se ha escrito y comentado en los tribunales, en la gran pantalla y fuera de ellos sobre el nacimiento de Facebook. Dejando fuera las controversias, lo que está claro es que la red social más famosa del mundo se creó en un dormitorio de la universidad de Harvard.

 

  1. Jeff Bezos – Amazon. Fue en un viaje en coche atravesando el país desde Nueva York hasta Seattle donde Bezos formuló el concepto del que nacería el exitoso portal de venta online. Utilizando sus conocimientos de tecnología, estrategia de negocio y tenencias de consumo, el inversor de banca lanzó Amazon.com desde su garaje en 1994.

 

  1. Sergey Brin y Larry Page – Google. La tecnología detrás de las herramientas de búsqueda de Google fueron desarrolladas por Page y Brin durante un proyecto de investigación en el que ambos colaboraban mientras estudiaban en la Universidad de Standford. Comenzaron trabajando desde sus habitaciones universitarias antes de instalarse en las oficinas de Palo Alto, California.

 

  1. Brian Chesky \& Joe Gebbia – Airbnb. La idea nació a finales de 2007, cuando los dos amigos decidieron convertir su piso en una especie de bed and breakfast con el fin de obtener un dinero extra para pagar un alquiler que no se podían permitir. La idea inicial era ofrecer alojamiento en temporadas de grandes eventos donde los hoteles estaban completos. Hoy su fortuna estimada es de 3.300 millones cada uno.

 

Fuente: Forbes

 

 

 

 

 

Compartir:

¿Por que la economía peruana se desacelera?

Autor: Mg. Juan Carlos Ocampo Risco

En el mensaje a la nación del pasado 28 de julio, el presidente Martín Vizcarra anunció un menor crecimiento económico para este año, reduciéndose la proyección de 4.0% a 3.5%. Días antes, diversos gremios empresariales habían expresado su preocupación por la incertidumbre que genera la menor proyección de crecimiento económico, el adelanto de elecciones y la contracción de inversiones.

Consideramos que nuestra economía depende de las condiciones internacionales, de la independencia del Banco Central de Reserva del Perú y del Ministerio de Economía y Finanzas

Pese a la reducción de la tasa de referencia para reducir el costo del crédito, estimular la inversión privada y el consumo, esto no ha sido suficiente para incentivar el crecimiento económico. Aún queda pendiente uno de los motores de la economía, nos referimos a la inversión pública.

Al respecto, en el primer trimestre se aprecia una caída de casi 11% en la inversión pública, mientras el gasto público cayó 2.5% y la inversión privada subió 2.9%. Por lo tanto, el problema del crecimiento no viene explicado por las expectativas del empresariado, sino por la capacidad de ejecución de los gobiernos central, regional y local.

Por el lado de la inversión privada la oposición al proyecto Tía María, uno de los más importantes del bloque de inversiones privadas, puede traer problemas de credibilidad al marco legal del país. La empresa minera ha cumplido con los requisitos solicitados, faltando la licencia social para concretar dicho proyecto.

Existe una importante cartera de inversiones y se deben facilitar las condiciones para concretar proyectos para este y el próximo año. Nos referimos a Quellaveco, la ampliación de Toromocho, Mina Justa, Línea 2 del Metro, ampliación del aeropuerto Jorge Chávez, el megapuerto de Chancay, los cuales suman más de 14 mil millones de dólares según cifras del Banco Central de Reserva.

Para el mediano y largo plazo, se ha propuesto el Plan Nacional de Competitividad y Productividad 2019-2030, el cual constituye 84 medidas de política pública para favorecer el crecimiento del país. Este plan articula acciones del sector público y privado en materia de competitividad y productividad, con lo cual se espera mejorar los niveles de ingresos de la población.

Los objetivos prioritarios de dicho plan se enfocan en infraestructura económica y social de calidad, fortalecimiento del capital humano, desarrollo de capacidades para la innovación, adopción y transferencia de mejoras tecnológicas, mecanismos de financiamiento local y externo, mercado laboral dinámico y competitivo, ambiente de negocios productivo, comercio exterior de bienes y servicios, institucionalidad y sostenibilidad ambiental en las actividades económicas.

A los gremios empresariales y entidades públicas se debe involucrar en dicho Plan Nacional. El próximo presidente de la República debiera continuar con estos lineamientos para mejorar las expectativas empresariales y diversificar la economía por cuanto no es saludable depender solamente de la minería en un contexto en el cual los precios de los minerales no seguirán creciendo como lo estima el Banco Mundial.

Economía y negocios internacionales

Compartir: