JEKM723C6VU56JI37V2ADJ5FHA

Marchas golpearon la economía regional según dio a conocer el Fondo Monetario Internacional

En 2019, una manta de inconformismo cubrió a diferentes sociedades en el mundo. Traspasando continentes y fronteras, las protestas sociales movieron los números de la economía, y esto se vio reflejado en las recientes proyecciones económicas que dio a conocer el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la región.

Aunque las movilizaciones se han dado en países como Hong Kong, España y Francia, las protestas sociales en Bolivia, Chile y Colombia tuvieron un coletazo en los pronósticos de crecimiento de América Latina.

 

Para Colombia, el FMI pronosticó un crecimiento de 3,5% en el PIB este año, la cifra representó una disminución de 0,1 puntos respecto al pronóstico entregado en octubre de 2019, en el que ubicaban un crecimiento de 3,6%.

Aunque este crecimiento es similar al proyectado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en la que se puntualizó también en 3,5%, con otras entidades como el Banco Mundial y el Banco de la República, la estimación difiere por unos cuantos puntos porcentuales ya que ubican las proyecciones en 3,6% y 3,3%, respectivamente.

 

Para Alejandro Werner, miembro del FMI y analista económico para la región, estas lecturas para Colombia que proyectan un crecimiento positivo alrededor de 3,5% se debe gracias “al continuo apoyo monetario, la migración proveniente de Venezuela, las remesas, las obras civiles y el aumento de la inversión a raíz de modificaciones recientes de la política tributaria”.

Según el FMI, las tensiones sociales no solo han tenido efecto en esta economía, sino en otras de la región como es el caso de Chile y Bolivia. A pesar de esto, la expectativa de crecimiento en América Latina es que llegue a 1,6% en este año lo que significó un recorte de 0,2 puntos porcentuales respecto a la proyección establecida en 2019, cuando se ubicó en 1,8%.

 

“La incertidumbre acerca de las políticas económicas también ha aumentado en estos países conforme los gobiernos consideran distintas opciones de reformas y políticas económicas para hacer que el crecimiento sea más inclusivo y para atender las demandas sociales” generando así, un efecto sobre las cifras aseguró Werner.

 

Países con efectos negativos

Al analizar el ranking de las proyecciones de los diferentes países de la región, a pesar de una caída en sus números entre 2019 y 2020, Colombia, Perú y Brasil lideran el ranking de las economías con mejor comportamiento con 3,5%, 3,2% y 2,2% respectivamente.

Pero, no todo es positivo en América Latina, Venezuela y Argentina se llevaron números en rojo por la crisis económicas, aunque al país dirigido por Alberto Fernández no se le hizo una proyección porque se espera cuál será la política del nuevo gobierno.

 

Venezuela, por ejemplo, para el FMI seguirá sumida en una “profunda crisis económica y humanitaria” que se viene presentando desde 2013 con una reducción en el PIB real de 65%. Aunque la tendencia a la caída seguirá, la entidad explicó que será a un menor ritmo, aunque “se prevé que para 2020 la migración a los países vecinos rebase las seis millones de personas, es decir, 20% de la población”. Chile fue otras de las economías que se vio fuertemente golpeada por las proyecciones de la entidad al tener una reducción de 2,1 puntos porcentuales y una proyección de crecimiento en el PIB de 0,9%.

Julián Arévalo, decano de economía de la Universidad Externado de Colombia, afirmó que uno de los puntos clave “a final del año pasado y que promete jugar un papel también este año es el de la protesta social y la inestabilidad política”.

 

Pero, ¿cuáles son las posibles soluciones para que estas economía afectadas por las marchas puedan mejorar? Juan Carlos Ocampo, coordinador de economía y negocios internacionales de la Universidad Privada del Norte de Perú, explicó que “los problemas sociales en Chile, Ecuador y Colombia deben ser combatidos con mayor inversión pública y apoyo a las micro y pequeña empresa. En la medida que los problemas sociales se reduzcan, se podrá atraer mayor inversión”.

Analizando el comportamiento de las proyecciones de otros países, México por ejemplo, presentó un decrecimiento de 0,3 puntos respecto a la cifra proyectada en 2019, por lo que para 2020 se espera que cierre con un PIB de 1%.

El FMI actualizó su análisis con respecto al coronavirus y considera que es uno de los riesgos a la baja que se deben tener en cuenta. “Algunos riesgos nuevos han aparecido, incluyendo la potencial propagación global del coronavirus, lo cual podría afectar significativamente la actividad económica mundial, el comercio, y el transporte. Los riesgos nacionales y regionales también se han intensificado”, dijo el analista de la región del Fondo Monetario.

 

Fuente:  La Republica – Colombia

Compartir:

¿Por que la economía peruana se desacelera?

Autor: Mg. Juan Carlos Ocampo Risco

En el mensaje a la nación del pasado 28 de julio, el presidente Martín Vizcarra anunció un menor crecimiento económico para este año, reduciéndose la proyección de 4.0% a 3.5%. Días antes, diversos gremios empresariales habían expresado su preocupación por la incertidumbre que genera la menor proyección de crecimiento económico, el adelanto de elecciones y la contracción de inversiones.

Consideramos que nuestra economía depende de las condiciones internacionales, de la independencia del Banco Central de Reserva del Perú y del Ministerio de Economía y Finanzas

Pese a la reducción de la tasa de referencia para reducir el costo del crédito, estimular la inversión privada y el consumo, esto no ha sido suficiente para incentivar el crecimiento económico. Aún queda pendiente uno de los motores de la economía, nos referimos a la inversión pública.

Al respecto, en el primer trimestre se aprecia una caída de casi 11% en la inversión pública, mientras el gasto público cayó 2.5% y la inversión privada subió 2.9%. Por lo tanto, el problema del crecimiento no viene explicado por las expectativas del empresariado, sino por la capacidad de ejecución de los gobiernos central, regional y local.

Por el lado de la inversión privada la oposición al proyecto Tía María, uno de los más importantes del bloque de inversiones privadas, puede traer problemas de credibilidad al marco legal del país. La empresa minera ha cumplido con los requisitos solicitados, faltando la licencia social para concretar dicho proyecto.

Existe una importante cartera de inversiones y se deben facilitar las condiciones para concretar proyectos para este y el próximo año. Nos referimos a Quellaveco, la ampliación de Toromocho, Mina Justa, Línea 2 del Metro, ampliación del aeropuerto Jorge Chávez, el megapuerto de Chancay, los cuales suman más de 14 mil millones de dólares según cifras del Banco Central de Reserva.

Para el mediano y largo plazo, se ha propuesto el Plan Nacional de Competitividad y Productividad 2019-2030, el cual constituye 84 medidas de política pública para favorecer el crecimiento del país. Este plan articula acciones del sector público y privado en materia de competitividad y productividad, con lo cual se espera mejorar los niveles de ingresos de la población.

Los objetivos prioritarios de dicho plan se enfocan en infraestructura económica y social de calidad, fortalecimiento del capital humano, desarrollo de capacidades para la innovación, adopción y transferencia de mejoras tecnológicas, mecanismos de financiamiento local y externo, mercado laboral dinámico y competitivo, ambiente de negocios productivo, comercio exterior de bienes y servicios, institucionalidad y sostenibilidad ambiental en las actividades económicas.

A los gremios empresariales y entidades públicas se debe involucrar en dicho Plan Nacional. El próximo presidente de la República debiera continuar con estos lineamientos para mejorar las expectativas empresariales y diversificar la economía por cuanto no es saludable depender solamente de la minería en un contexto en el cual los precios de los minerales no seguirán creciendo como lo estima el Banco Mundial.

Economía y negocios internacionales

Compartir:

¿Que pasará con la economía peruana el 2016 y 2017?

¿Cuanto cuesta lo ofrecido por el ministro Zavala para el inicio del gobierno de Pedro Pablo Kuczynki?

¿De que depende que el nivel de nueva deuda que adquiera el gobierno tenga los efectos deseados para elevar puntos porcentuales en el PBI y tenga un impacto positivo en la economía peruana? ¿Con mas funcionarios en el sector público para una economía mas grande, pero que sabemos de la productividad?

El economista Juan Carlos Ocampo, director del portal  www.pymelocalpruebas.000webhostapp.com   responde las preguntas de la reconocida periodista Rosa María Palacios

Compartir:

Economía peruana creció 2.12% en octubre

El INEI reportó hoy que la economía peruana creció 2.12% en octubre del 2016, con lo cual acumuló 87 meses de resultados positivos, impulsada por el dinamismo de los sectores agropecuario, comercio y transporte, además del sostenido avance de la minería.

De esta manera, el Producto Bruto Interno (PBI) registró una expansión anualizada de 4.22% (entre noviembre del 2015 y octubre del 2016).

 

Asimismo, acumuló una expansión de 3.98% en los primeros diez meses de este año.

El jefe de la entidad, Aníbal Sánchez, afirmó que el crecimiento en octubre del 2016 se debe al resultado positivo de la mayoría de los sectores entre los que destacaron Minería e Hidrocarburos, Telecomunicaciones, Transporte y Mensajería, así como Electricidad, Gas y Agua.

 

“En conjunto estos rubros representaron cerca del 100% de la variación del mes. No obstante, disminuyó la producción en los sectores Manufactura y Construcción”, detalló Sánchez.

De esta manera, el resultado se sustentó en la evolución favorable del consumo de los hogares, lo que se evidencia en las ventas minoristas (0.47%) y el mayor consumo con tarjeta de crédito (10.85%).

 

También incidió la tendencia positiva de la demanda externa, reflejada en el aumento del volumen de las exportaciones totales (22.39%), principalmente de productos tradicionales con un avance de 32.06% (cobre, plomo, zinc, estaño, derivados de petróleo, gas natural, azúcar y café).

Igualmente, contribuyeron las exportaciones no tradicionales de productos agropecuarios, pesqueros y textiles.

 

Por sectores
De esta manera, en octubre se expandieron los sectores agropecuario (0.91%), minería e hidrocarburos (15.58%), electricidad, gas y agua (5.48%), comercio (0.73%), transporte almacenamiento, correo y mensajería (2.56%) y alojamiento y restaurantes (2.23%).

 

Asimismo, crecieron los segmentos telecomunicaciones y otros servicios de información (6.63%), financiero y seguros (2.15%), servicios prestados a empresas (2.01%), administración pública, defensa y otros (4.22%) y otros servicios (3.90%), además de la pesca (3.43%).

En tanto, retrocedieron los rubros de construcción (-16.51%) y la actividad manufactura (-3.31%).

 

Segmento Pesca
La producción del sector Pesca se incrementó en 3.43% por efecto de la mayor captura de especies para consumo humano directo (3.61%), principalmente los destinados a la preparación de enlatado (106.2%), congelado (4.1%) y curado (4.0%), en tanto que el desembarque para consumo estado fresco disminuyó en 1.38%.

Sin embargo, la pesca para consumo humano indirecto disminuyó en 100% por la suspensión de la anchoveta en la zona norte y centro del Perú.

 

Minería e Hidrocarburos
El sector Minería e Hidrocarburos creció en 15.58% por la mayor producción del subsector minero metálico, que aumentó en 21.56%, lo que fue contrarrestado parcialmente por la contracción del subsector hidrocarburos en -10.81%.

En la minería metálica destacó la mayor extracción de cobre (38.96%), molibdeno (37.72%), hierro (18.76%) y plata (2.22%) por la buena actividad de Las Bambas, Cerro Verde, Hudbay Perú, El Brocal y Antamina para cobre y molibdeno; de Shougang Hierro Perú en hierro y de Antamina, Ares y Milpo en plata. Por el contrario, disminuyó la producción de plomo (-0.62%) y oro (-0.96%), entre los principales.

Por otro lado, la producción del subsector hidrocarburos disminuyó por la menor producción de líquidos de gas natural (-0.14%) y petróleo crudo (-37.70%) con lo que sumó 22 meses de comportamiento contractivo por la rotura del Oleoducto Norperuano y la baja cotización internacional.

 

Sector Manufactura
En octubre del 2016, la producción del sector Manufactura disminuyó en 3.31% explicado por la disminución en la producción del subsector fabril primario (-1.63%) y fabril no primario (-3.78%).

En la producción fabril primaria se registró una menor fabricación de metales preciosos y no ferrosos (-16.1%) y elaboración de azúcar (-1.2%); atenuado por la mayor producción de congelados y enlatados de pescado para el consumo humano directo (56.2%) ante la disponibilidad del recurso.

Asimismo, la disminución del subsector no primario estuvo determinado por la menor producción de bienes de consumo (-4.05%) y bienes intermedios (-5.04%); en tanto, aumentó la producción de bienes de capital (50.82%).

 

Electricidad, Gas y Agua
El sector Electricidad, Gas y Agua se incrementó en 5.48% debido a la mayor generación eléctrica (6.12%), distribución de gas (11.77%) y la producción de agua (0.48%).

Según tipo de fuente, la generación hidráulica se incrementó en 16.21%; en tanto que la generación térmica disminuyó en 3.75%.

Cabe indicar que la actividad que registró mayor demanda fue la minería por la ampliación y mejoras de infraestructura en unidades mineras.

 

Rubro Construcción
La producción del sector Construcción disminuyó en 16.51% por el menor dinamismo del consumo interno de cemento (-11.17%) e inversión en construcción de obras públicas (-32.02%).

En el comportamiento del consumo interno de cemento incidió el menor ritmo del avance de obras privadas, prefabricados de concreto, edificios para oficinas y viviendas multifamiliares, a lo cual se sumó la finalización de obras de envergadura en unidades mineras, entre otros.

El resultado del avance físico estuvo determinado por la reducción del avance de obras en el ámbito del Gobierno Regional (-39.98%), Local (-33.04%) y Nacional (-28.06%).

 

Fuente : Andina

Compartir: